miércoles, 12 de marzo de 2014

El Estafador por John Grisham




Año: 2013
Editorial: Plaza & Janés
Nº de páginas: 400 págs
Género: Narrativa policíaca
Año 1ª edición: 2013
  

Sólo cuatro jueces federales habían sido asesinados en la historia del país. Raymond Fawcett acaba de convertirse en el quinto. El cuerpo del juez es encontrado en una remota cabaña junto a un lago. No se había forzado la cerradura de la puerta. Junto a su cuerpo es hallada también muerta su secretaria. Malcolm Bannister dice saber el quién y el porqué de la muerte prematura del juez. Es un ex-abogado y ex-marine que lleva cinco años en la Prisión Federal cerca de Frostburg, Maryland. El FBI encuentra vacía la caja fuerte de la cabaña, y Malcolm asegura saber también lo que había en ella. Todo tiene su precio y Malcolm se la ingeniará para vengarse del Gobierno Federal de los EE.UU. por haber sido encarcelado por un crimen que no cometió.



Antes de nada tengo que confesar una pequeña cosita: soy una fanática de los libros de John Grisham. Son mi debilidad, y todo lo que cae en mis manos de este autor es, simplemente, devorado. Espero contagiaros mi “grishamsitis” y que disfrutéis de este libro tanto como yo.

Soy abogado, y estoy en la cárcel. Es largo de contar”

¿Cómo no puede engancharte desde la primera página si el libro comienza así? Yo en ese momento pensaba que me daba igual que fuera largo de contar, solamente quería que me lo contara todo, todo y todo.

Malcolm Bannister es el abogado que narra esta historia, la cual empieza con él en la cárcel explicando el porqué  de su reclusión en un centro penitenciario de Estados Unidos (totalmente injusta y que ofrece una visión muy crítica de algunos aspectos del sistema judicial del país) y como es su vida dentro. Hasta que un día lee en el periódico un suceso que pasa a ser la señal para dar comienzo a un plan minuciosamente estudiado para salir de la cárcel.

Lo que Malcolm lee es la muerte de un juez federal y su secretaria, en unas extrañas circunstancias, y además sus cadáveres se encontraron al lado de una caja fuerte abierta y totalmente vacía.

“Antes de salir de Atlanta echo al correo la carta para Vanesa Young. Sin remitente”

Malcom sabe la identidad del asesino del juez y lo que había en la caja fuerte, y esto le permite pactar con el FBI para conmutar la condena que le queda y poder acogerse al programa de protección de testigos. Y aquí, para mí, es donde empieza toda la acción.

Pasamos a tener dos historias que se entretejen: el proceso del FBI para poder resolver el caso y todos los pasos que va realizando el nuevo Malcolm. Pasos que yo no entendía la mitad de las veces, me daba la sensación de que se iban mezclando historias que aun no nos había contado y que eran fundamentales para comprender hasta dónde quería llegar. Cada cosa que hace nuestro ex-abogado sólo nos ofrece nuevas preguntas y ninguna respuesta.

“Y toda esta charada no ha sido organizada con esmero para engañar a los que pretenden seguirme o matarme, sino para ocultarte a ti mi identidad, a ti, Nathan Cooley”

Y al final, el plan es tan brillante como sencillo, y esa es la verdadera magia del libro: cuando lees la última página, cierras la tapa, te quedas mirando el libro y piensas, simplemente, piensas.

Gracias Grisham. Gracias porque durante 400 páginas me he convertido, gracias a ti, en la mayor cómplice de tu estafador. Y no dudaría en serlo de nuevo. No os lo penséis más, prometo que habrá recompensa… ¿qué os parecería un lingote de oro puro?



Por Nynia



No hay comentarios:

Publicar un comentario