sábado, 27 de febrero de 2016

La Evolución de Calpurnia Tate por Jacqueline Kelly






Editorial: Roca Editorial
Nº Pág.: 272 pág.
Género: Novela Contemporánea
Primera edición: 2010








Calpurnia Virginia Tate, Callie Vee, es una niña que vive en un pueblo de Texas. A pesar de que su madre insiste en que aprenda a tocar el piano, coser y cocinar, ella está más interesada en lo que ocurre tras la puerta cerrada de la biblioteca, o en el laboratorio de su abuelo. Poco a poco irá ganándose a este señor un tanto huraño y empezará a colaborar con él en sus observaciones del medio natural, aprenderá quién es Darwin, qué son las especies y las subespecies y también lo idiotas que se vuelven los hermanos mayores cuando se enamoran.

 Como ya habréis notado por las reseñas suelo leer libros y géneros muy diferentes. Mientras mi amiguíssima Nynia va a tandas de géneros, yo voy saltando como un conejo que juega a la rayuela. Y heme aquí volviendo a la Novela Contemporánea e incluso, diría yo, infantil. Vamos, que Calpurnia está mucho más cerca de Harry Potter, que de cualquier otra novela adulta y ¡eso me encanta!

"Y yo, Calpurnia, que siempre había odiado mi nombre... ahora resultaba que era nombre refinado, que era música, que era poesía. Que era... increíblemente irritante que nadie de mi familia se hubiera molestado en contarme nada de aquello."

Lo que podría haber sido una lectura pasajera, solo por experimentar, se ha convertido para mí en una fuente de risas y de buen humor. Me lo he pasado demasiado bien con Calpurnia para dejarla ir y, avanzo ya, que voy a por la segunda parte. Además no he sido capaz de reducir el número de citas que había en mi preselección y he decidido tirar la casa por la ventana y ponerlas todas. Una de mis favoritas es esta:

"Cogí el sándwich y Grandes esperanzas y me metí en la cama con una extrema sensación de lujo. Ahhh. Cama, libro, gatito y sándwich. Realmente, todo lo que una necesita en la vida."

Como ya habréis leído en la sinopsis, se trata de una niña de once años que es algo diferente, para la época en la que estamos, concretamente año 1899. Vive en Texas, en el seno de una familia acomodada, con seis hermanos chicos, siendo ella la mediana e única hija, con sus padres, tres sirvientes y el Abuelito, un hombre que les da miedo a los niños. El Abuelito siempre está en la biblioteca o en el laboratoria experimentando, estudiando con aires de caballero del siglo XIX. Y por casualidades de la vida, Calpurnia se arma de valor y decide preguntarle por qué hay dos tipos de saltamontes, una pregunta que nadie le ha podido responder.

Y allí empieza una entrañable relación entre abuelo y nieta. Sir Walter le descubrirá a Callie la existencia de la gravedad, los estudios de Darwin, la existencia de la Sra. Curie, las leyes de Newton y un largo etcétera. Juntos forjan una relación que a más de uno nos hubiera gustado tener con nuestro abuelo.

"A mi madre le había salido una chica de siete intentos. Supongo que yo no era exactamente lo que ella tenía en la cabeza, es decir, una hija primorosa que la ayudara a lidiar con la creciente marea de energía muchachil (...). A mí no me gustaba hablar de recetas y estampados y servir té en el salón. ¿Y por eso era una egoísta? ¿Y por eso era una rara?"

Pero todo eso no pasa desapercibido para su madre, que quiere enseñar a cocinar a su hija y a no recoger especímenes en el río; que quiere que aprenda a coser y a tejer y no a analizar polillas; que quiere que se case algún día y no que sea una solterona extravagante, apasionada por ideas vacías sobre la Naturaleza. Y Calpurnia, como una buena chica de once años no puede negarse a sufrir la tortura de aprender a hacer un pastel o concinar un asado.

"Me senté en mi dormitorio y miré a los árboles de afuera mientras daba algunas vueltas al asunto. Yo no era así al propósito. ¿Podían echarme la culpa por mi naturaleza? ¿Podía el leopardo dejar de tener manchas?"

Pero las pasiones arrasan el mundo y el río siempre encuentra por donde fluir. Y ese el mensaje más bonito, inspirador y permanente que deja esta novela. Por si aún no ha quedado claro, me ha encantado la historia de Callie Vee y estoy impaciente por saber como sigue. Os la recomiendo porque es apta para todos los públicos y os aseguro que os encantará.

"Intenté aguntar un rato tumbada y hacer balance de mi vida. Es lo que se hace cuando termina un siglo, ¿no? Pero creo que en realidad me dormí enseguida y sólo soñé que hacía balance."

Además demuestra lo que han tenido que luchar las mujeres para poder conseguir la igualdad relativa que hay hoy en día. Calpurnia, de sólo once años de edad, es un torbellino que consigue ganar a sus seis hermanos y estoy segura que también a sus padres, con la ayuda del Abuelito, claro. ¿Queréis ayudarla también?

"Sólo tenía que decirlo en voz alta. ¿Tendría el coraje de hacerlo, de revelarlo al aire libre? Tal vez debía probar delante de Lula, a ver cómo sonaba.
- Creo - empecé, y me detuve-. Creo que a lo mejor quiero ir a la universidad."
 ¡Olé!





Por Nitha

miércoles, 24 de febrero de 2016

El Bosque de los Inocentes por Graziella Moreno








Editorial: Grijalbo

Nº Pág.: 363 pág.

Género: Triller

Primera edición: 2016











Para Iris, una joven abogada, Rocablanca es el paraíso de la infancia. Un pueblo envuelto en leyendas y cargado de recuerdos al que vuelve, después de muchos años de ausencia, para escapar de los desasosegantes sueños que la dejan descansar.

Sin saber que allí se esconde un imitador de Gilles de Rais, un noble francés del siglo XV y uno de los asesinos más temibles de la historia.

Sin imaginar que la vida de un inocente depende ahora de que ella se enfrente a sus propias pesadillas.



 Como todo buen lector sabe, uno de sus placeres más infinitos es visitar librerias, escarbar y escarbar y entre tanta búsqueda encontrar un tesoro velado, uno de esos libros que no es bestseller, no publicitado en los blogs ni en las webs de los más vendidos o de las novedades prometedoras. A mí me encanta hacerlo. En una de mis búsquedas improvisadas encontré esta novela de la Sra. Moreno y me pareció muy interesante.

Me cayó bien su protagonista, Iris, una mujer muy valiente. Un personaje interesantísimo que desde pequeña sueña cosas y que la autora nos desvela poco a poco, para al final descubrir algunos secretos de la adolescencia. Así, en una época difícil para Iris, después de un divorcio y viviendo en el piso de su madre, a la cual no soporta mucho, nuestra protagonista sueña cosas, despertándose con restos de tierra en las manos y demás circunstancias sospechosas.

""¿De qué tienes miedo?". No podía ofrecerle una respuesta, todavía no, aunque era muy sencilla: de mí misma."

Para olvidarse y depurarse Iris decide visitar a una tía suya, en Rocablanca, un pueblo al que solía ir de niña. Y lo primero que encuentra al llegar es una pancarta que anuncia la desaparición de un niño. Y hasta aquí puedo contar, porque daros más pistas sería delictivo, nunca mejor dicho.
"Mientras marcaba con dedos temblorosos el número de Carlos, deseé con todas mis fuerzas estar soñando y a punto de despertar. Pero esta vez no era así.
Finalmente, mis sueños me habían atrapado."

En cuanto a mi opinión personal, tengo que decir que la historia es muy buena y te atrapa des del principio. Además se lee de un tirón y muy fácilmente (aunque yo haya tardado mucho en acabarla por el poco tiempo que exprimo de mis noches). 

Una de las cosas que más me ha gustado es la referencia histórica a Gilles de Rais, un noble francés muy sanguinario, uno de los mayores asesinos en serie de la historia de Francia y de Europa. No lo conocía, y debo reconocer que, debido a mi cierto gusto hacia lo macabro, me ha encantado esa referencia. Creo que buscaré un libro acerca de este noble... He aquí una cita respecto de él:
 
"Hay en cada hombre un animal encerrado en una prisión, como un esclavo; hay una puerta: si la abrimos el animal se escapa como el esclavo que encuentra una salida; entonces el hombre muere provisoriamente y la bestia se conduce como una bestia."

Os invito a que paseéis por el bosque de los inocentes y descubráis el significado de la cucaracha de la portada. Os la podéis encontrar en cualquier página...




Por Nitha

domingo, 21 de febrero de 2016

La Casa Torcida por Agatha Christie








Editorial: RBA

Nº Pág.: 256 pág.

Género: Novela Negra

Primera edición: 2014




  




La casa torcida. Tres generaciones de la familia de Arístides Leónides, multimillonario griego, conviven en Inglaterra, en una curiosa mansión de estructura inclinada que el magnate hizo construir para este fin. Una multitud de personajes se entremezcla en los pasillos y las estancias de la casa, incluidas la joven y hermosa Brenda, segunda esposa del anciano patriarca, y Sophia, su más avispada nieta, cuyo futuro suegro es comisario de policía. La paz hogareña se trunca cuando Arístides es envenenado, ya que se sospecha que el culpable ha de ser alguien de la familia. Sophia exigirá entonces a Charles, su prometido, que haga lo posible por esclarecer el asesinato, ya que no podrá casarse con él hasta que el asunto haya sido resuelto. El caso, que contará con el apoyo del padre de Charles y del inspector jefe Tavener de Scotland Yard, se complicará con más muertes y con el hecho de que nadie tiene una firme coartada.




Con este libro termino mis reseñas sobre la gran Agatha Christie. Y no porque no haya leído más libros (creo que llevo más de 15 casi del tirón), sino porque creo que todo tiene un principio y un final, y aunque os encante esta autora como a mí, el mundo está lleno de buenos libros que también se merecen una pequeña reseña de mano de estas humildes lectoras. El motivo de que este sea el último libro (no es una promesa, más bien una intención que espero fervientemente poder mantener) es porque lo resolví. Así de simple.

“Muchas veces se tiene la impresión de que estos hombres agradables y corrientes cayeron el asesinato casi por accidente. Se encontraban en una situación muy difícil o deseaban algo apasionadamente, dinero o una mujer, y mataron para conseguirlo. El freno que sirve para la mayoría de nosotros no actúa sobre ellos.”

Después de haber leído unos cuantos libros de Agatha Christie, al final de cada uno de ellos, la autora me daba con la solución en la frente. Pero en este libro no. Cuando todos los protagonistas fueron presentándose ante mí, como me pasa siempre, dudé de todos. Pero hubo un pequeño detalle, muy muy pequeño, digamos que fue casi una corazonada, que me hizo decantarme por un personaje (¡ni una pista! Os reto a que lo adivinéis como yo). Y cada cosa que sucedía en la casa torcida me reafirmaba mi opinión. Confesaré que la fe en mi firme decisión contra ese personaje se tambaleó un par de veces, pero no decaí.

“Como resultado de mi experiencia, no creo que ningún asesino se haya arrepentido realmente. Puede que ésta sea la marca de Caín.” 

Por lo que respecta a la historia, trata sobre el asesinato de Arístides Leónides, abuelo de Sophia, prometida del protagonista de libro, y personaje que nos paseará a lo largo de toda la historia. El abuelito Leónides ha sido envenado y todos los de la casa pueden ser culpables, puesto que ninguno tiene una coartada y todos tienen motivos, aparentemente. Hay que reconocer que son una familia bastante variopinta y estrafalaria. Destacaría la madre de Sophia, pero no explicaré nada de ella, merece que la conozcáis a través de los ojos de su futuro yerno.

“Quiero decir que la gente a veces sorprende a uno de un modo horrible. Se forma uno una idea  de las personas y, algunas veces, esta idea es completamente equivocada.”

¿Te acabas de enterar de la muerte del señor Leónides? ¿Llegaste a conocerlo? No importa, acompáñame, vamos hacia la Casa Torcida para investigar su asesinato. Abre bien y los ojos, y recuerda lo que nos ha dicho el jefe, “no pierdas de vista…”.

“Érase un hombre torcido que anduvo una milla torcida.

Encontró seis peniques torcidos junto a un portillo torcido.

Tenía un gato torcido que cogió un ratón torcido,

Y todos vivieron juntos en una casita torcida” 




Por Nynia

domingo, 7 de febrero de 2016

Diez Neritos por Agatha Christie







Editorial: RBA
Nº Pág.: 224 pág.
Género: Novela Negra
Primera edición: 2014  









Diez personas sin relación alguna entre sí son reunidas en un misterioso islote de la costa inglesa por un tal Mr. Owen, propietario de una lujosa mansión en el lugar a la par que un perfecto desconocido para todos sus invitados. Tras la primera cena, y sin haber conocido aún a su anfitrión, los diez comensales son acusados mediante una grabación de haber cometido un crimen. Uno por uno, a partir de ese momento son asesinados sin explicación ni motivo aparente. Sólo una vieja canción infantil parece encerrar el misterio de una creciente pesadilla.




Es el momento de confesar porque empecé a leer a Agatha Christie: me recomendaron esta novela. Una persona muy especial, un día paseando por una famosa librería, me comentó que este libro le había fascinado cuando lo leyó de más joven. Así fue como me decidí a leer algo de esta autora, y este libro fue uno de los primeros. 

Si queréis leer algo de Agatha Christie y no os decidís (cosa totalmente lógica porque seguro que no será por recomendaciones), empezad por este, porque merece la pena decir que éste es el que habéis leído. 

Con toda sinceridad, la sinopsis del principio es todo lo que necesitáis saber para empezar este apasionante relato. No obstante, os haré un pequeño regalo… Os recitaré la vieja canción infantil…
“Diez negritos se fueron a cenar; uno se asfixió y quedaron nueve.

Nueve negritos estuvieron despiertos hasta muy tarde; uno se quedó dormido y entonces quedaron ocho.
Ocho negritos viajaron por Devon; uno dijo que se quedaría allí y quedaron siete.
Siete negritos cortaron leña; uno se cortó en dos y quedaron seis.
Seis negritos jugaron con una colmena; una abeja picó a uno de ellos y quedaron cinco.
Cinco negritos estudiaron Derecho; uno se hizo magistrado y quedaron cuatro.
Cuatro negritos fueron al mar; un arenque rojo se tragó a uno y quedaron tres.
Tres negritos pasearon por el zoo;un gran oso atacó a uno y quedaron dos.
Dos negritos se sentaron al sol; uno de ellos se tostó y sólo quedó uno.
Un negrito quedó sólo; se ahorcó y no quedó... ¡ninguno!”


Al principio del libro, la autora nos presentará a los “diez negritos” y dejará que nuestros subconsciente empiece a sacar pequeñas conclusiones de cada uno de ellos. Solamente tenemos que tener una cosa bien clara: la Justicia existe. Pero… ¿debe existir a cualquier precio? 

“Un ruido pacífico. Un paisaje apacible... —pensó—. La ventaja de una isla consiste en la imposibilidad que tiene el viajero de ir más lejos, como si hubiera llegado al fin del mundo...”

Un crimen tras otro, y siempre un negrito menos y una incógnita más… ¿Acabáis de recibir una carta firmada por Mr. Owen invitándoos a su casa en la Isla del Negro? El barco está a punto de zarpar. Coged vuestra maleta y seguidme. Os llevaré a esta allí. Disfrutad de vuestra estancia y estad tranquilos, nadie sabe vuestro secreto…



Por Nynia