jueves, 15 de febrero de 2018

Because of Winn-Dixie por Kate DiCamillo





Editorial: Noguer y Caralt
Nº Pág.: 152 pág.
Género: Infantil
Primera edición: 2010





Opal, una niña de diez años que busca nuevos amigos, recoge a un perro abandonado al que llamará Winn-Dixie. Juntos descubrirán el poder y la magia de la amistad. Pero ¿qué hará Opal cuando Winn-Dixie desaparezca?

Los caminos por los que te lleva la vida son bastantes misteriosos. A veces, es difícil elegir, pero siempre es necesario hacerlo. Una de estas elecciones ha conllevado que las dos administradoras de este humilde blog vivamos en países diferentes. A muchos kilómetros de distancia. Digamos que... ni siquiera estamos en el mismo continente.

Total, que para poder adaptarnos a una nueva forma de vida, me apunté a un club de lectura en inglés para poder conocer gente. El nivel de inglés de los que formamos este club de lectura es "regulín - regular", así que empezamos por libros infantiles. Por ello, este libro que os traemos hoy ha sido leído en inglés. 

A veces nos olvidamos de los más pequeños de la casa, y ellos también se merece que de vez en cuando escribamos alguna reseña de un libro que realmente vale la pena. Yo no tengo hijos, pero si que guardo con especial cariño en mi memoria, los libros que alguna vez me leyeron cuando era pequeña. Por eso, firmemente creo que, este libro debe de ser leído antes de ir a dormir. Con cariño. Con infinito amor.

"That summer I found Winn-Dixie was also the summer me an the preacher moved to Naomi, Florida, so he could be the new preacher at the Open Arms Baptist Church of Naomi"

Este maravilloso libro nos cuenta le historia de Opal, una niña que se muda con su padre a una nueva ciudad, y de como conoce a su perro Winn-Dixie. Es una historia tierna, contada por la propia Opal, que te hace reír y te hace llorar a partes iguales.

Los libros para niños siempre esconden una segunda lectura, digamos que un mensaje más profundo, cuando el que lo lee es un adulto. Os voy a dar una pequeña pista: el árbol de la señora Gloria Dump. No digo nada más. Si tenéis la ocasión de leer este precioso libro, nos encantará que nos dejéis un comentario con vuestra sensación sobre este árbol. 

"Gloria Dump pointed her cane at the tree.
-What you think about this tree?
I said, "I don't know. Why are all those bottles on it?"
-To keep the ghost away. Gloria said.
-What ghosts?
-The ghosts of all the things I done wrong."

Todos los personajes de este tierno libro nos ofrecen un lección de vida. A veces olvidamos las cosas más simples, las cosas que realmente nos pueden hacer felices sin más complicaciones. Los adultos no siempre molamos. 

Me han contado que la hija del nuevo pastor de la Open Arms Baptist Church of Naomi tiene un nuevo amigo. ¿Venís a conocerlo?


Por Nynia

domingo, 11 de febrero de 2018

El aire que respira por Brittainy C. Cherry


Editorial: Principal de los Libros
Nº Pág.: 304 pág.
Género: Romántica, Ficción
Primera edición: Mayo 2016














¿Es posible volver a respirar tras haberlo perdido todo? Tristan ha perdido a su mujer y a su hijo. Elizabeth ha perdido a su marido. Son dos almas heridas que luchan por sobrevivir. Necesitan recordar lo que se siente al querer. Solo así podrán volver a respirar.



¿A vosotros también os preguntan por qué os gusta tanto leer? Siento decir que me parece una pregunta tonta. Es como preguntar a una persona por qué le gusta el color rojo en vez del azul o por qué prefiere el café solo o con leche. Pero decir esto hace que caigas mal así que tengo una respuesta de repuesto: “Porque hace que me evada del mundo, que viaje en el tiempo y me olvide de mi día a día cotidiano que no siempre es fácil o agradable”. Y esta respuesta suele gustar a la gente.
Y en esas estoy. Ahora mismo necesito evasión y leer cosas agradables para el alma, esas cosas que no te hacen sufrir ni nada de eso sino que te hacen sonreír, soltar alguna lagrimita de felicidad y cosas por el estilo. Sí, señores, necesito novelas románticas.
“La magia está en los pequeños momentos. Las caricias, las sonrisas amables, las risas cómplices. La magia es vivir para el presente y permitirte respirar y ser feliz. Mi querido muchacho, la magia está en amar y ser amado”.
Brittainy C. Cherry es una de esas autoras que hace mucho que me recomendaron y de la que aún no había leído nada porque tengo como mil libros esperándome pero mi stock de novela romántica estaba a cero y decidí darle una oportunidad a El aire que respira. Ahora, después de terminarlo, he sabido que es el primero de una serie de libros llamada Los elementos, aunque ningún libro tiene nada que ver con otro y se pueden leer independientemente. Más bien todos ellos tienen un trasfondo común que es La Pérdida, ya sea de un ser querido, de una amistad o cosas por el estilo.
Y en este caso nos encontramos con Elizabeth que perdió a su marido Steve en un accidente de tráfico y está sola con su hijita Emma, intentando sobrellevar el dolor. La novela empieza con Lizzie volviendo a su domicilio conyugal, después de pasar todos estos meses en casa de su madre para intentar sobrellevar la pérdida. Y justo al llegar al pueblo los frenos de su coche se encallan y atropella a un perrito, haciéndole daño en una pata.
El dueño del animal resulta ser Tristan Cole, un hombre antisocial, antipático que incluso le da miedo a la gente del pueblo porque piensan que es un psicópata o un asesino en serie, cualquier cosa menos una persona decente. Pero nadie sabe que en realidad es un hombre destrozado porque no hace mucho tiempo perdió a su mujer y a su hijo en un solo día. Pero dos almas que sufren se saben reconocer. Dos personas que se sienten muertas en vida se atraen, tanto que resulta que nuestros protagonistas son vecinos.
“Los solitarios se reconocen entre sí. Y aquel día, por primera vez, logré ver al hombre que había detrás del monstruo y de su tupida barba. Contemplé los ojos del alma atormentada llenos de emoción…”.
Y he allí el germen de nuestra historia. Parece simple pero es que me parece un tema tan complicado de tratar. Sólo por una pregunta. ¿Cuánto tiempo es suficiente? ¿Cuánto tiempo puede un/a viudo/a esperar para enamorarse de nuevo o sentir algo por otra persona sin que se le juzgue y sin que él o ella misma se sienta traicionar la memoria de aquella persona a la que amaron tan profundamente en el pasado? Así que en este libro también caben esas voces secundarias de mujeres frívolas, supuestas amigas que atacan con frases tales como “Si mi marido muriese jamás sentiría nada por otro hombre”. Difícil de aceptar pero que forman parte de nuestra sociedad.
“-Es demasiado pronto… -dije, con voz temblorosa.
-¿Quién lo dice?
-No lo sé. ¿La sociedad? ¿Cuál es el período de tiempo adecuado antes de volver a enamorarte?”
Otra cosa que me gustaría resaltar son algunos personajes secundarios. Sobre todo Faye, la mejor amiga de Elizabeth, una mujer dicharachera, amante del sexo, con mil novios y amantes, malhablada que se expresa básicamente con palabras subidas de tono y a la que las palabras “pene” y “vagina” le encanta y que no duda en usar en voz alta en medio de una cafetería. Es la parte de humor de esta novela y que ha conseguido arrancarme más de una sonrisa. Yo quiero una amiga-loca así.
“-Escucha, Liz. Voy a ser un poco borde porque a veces, ser mejores amigas exige decir verdades que no siempre queremos oír”.
Y también el Sr. Henson, un entrañable viejecito gay que vive el sueño de un amante perdido. Fan de lo esotérico y paranormal, ha convertido la lectura del tarot en su profesión. Y por supuesto Tanner, mejor amigo de Elizabeth que esconde más de lo que creemos ver aunque reconozco que lo adiviné en las primeras páginas.
En fin, quizás no sea la mejor novela del mundo y que no ganará ningún premio prestigioso pero ha conseguido que pase una tarde de domingo muy agradable, olvidándome de todo lo que tengo que hacer mañana. Y además de una bonita historia de amor, también incluye una bonita historia de superación personal y unos diálogos con gracia y salero que hacen que uno se ría más de una vez.
Y reconozco que la autora ha conseguido conquistarme sólo con este párrafo porque quien opine así, en este caso era mi querido Tristan, se merece toda mi admiración. Yo quiero un hombre que piense así:
“-¿Nunca has leído los libros de Harry Potter? –me preguntó él, abriendo los ojos asombrado y casi preocupado.
-Lo siento, ¿es un problema? –dije, bromeando.
-No, es que como siempre estás con algún libro entre las manos, me parece increíble que nunca los hayas leído. (…) Creo que hay dos libros en el mundo que la gente debería leer, porque te enseñan casi todo lo que debes saber de la vida: la Biblia y los libros de Harry Potter.
-¿De verdad? ¿Los únicos dos libros?
-Ajá. Basta con esas”.
Para que quede claro, soy fan incondicional de Harry Potter y los releo cada Navidad. Y os invito a conocer a Tristan en esta novela tan bonita que es casi un bálsamo para el alma.

 Esta novela esta incluída en el Reto de Febrero El mes del amor. Enlace


Por Nitha

jueves, 8 de febrero de 2018

El día que el ocáno te mire a los ojos por Paola Calasanz (Dulcinea)




Editorial: Roca Editorial
Nº Pág.: 288 pág.
Género: Romántica, Ficción
Primera edición: Noviembre 2017











Aurora es una artista libre e impulsiva que vive rodeada de velas en un precioso estudio frente a la playa de un pequeño pueblo al sur de California. Adora las piedras naturales, los gatos y andar descalza contemplando el cielo nocturno. Pero todo da un vuelco el día que descubre que le quedan pocos meses de vida y, por si fuera poco, que su chico le ha sido infiel.
Es entonces cuando decide dar un giro radical a su manera de entender el mundo, que coincide con la llegada al pueblo de Narel, el nuevo guardafauna marino que pondrá patas arriba su existencia. Junto a él emprenderá un viaje en el que no solo conocerá la belleza de las ballenas del Pacífico, sino también la magia del amor y la importancia de vivir cada momento como si fuera el último.
Una historia sobre la esperanza, la pasión y las fuerzas implacables de la naturaleza.



 
Hace poco reseñé El día que sueñes con flores salvajes (reseña), que es el primer libro de esta autora/instagrammer/youtuber y un montón de cosas más. Y confieso que soy muy reacia a leer libros de autores que tienen tantas “profesiones” porque soy de esas lectoras con prejuicios que considera que hay muy buenos escritores a secas en este mundo. Lo sé, es horrible que piense así pero qué le voy a hacer. Pero en este caso vi este libro en la librería y es que me llamaba. Lo cogí, lo voltee, lo manoseé, y me marché sin él. Pero me lo seguía encontrando por todas partes y al final me lo leí en digital. Me duró cuatro horas. Literalmente lo devoré. Y cuando acabé me lo fui a comprar porque LO TENÍA QUE TENER. Es pre-cio-so. De hecho, creo que lo voy a calificar como mi mejor primera lectura del año. 

Sé que soy muy pesada contando estas cosas pero creo que es importante la relación que establezco con los libros porque define mucho mis reseñas. Así que allá vamos. En este caso nos encontramos a Aurora, nuestra protagonista que es una artista, que se pirra por las velas y los olores, andar descalza y vivir la vida en el modo más creativo posible. Hija de una madre que murió de una enfermedad cerebral, vive temiendo padecer el mismo mal ya que la enfermedad (nunca se dice el nombre de la misma) es hereditaria. Y el libro empieza con Aurora visitando a su mejor amigo, su médico, que le diagnostica esa misma dolencia.

"Dicen que al morir ves pasar toda tu vida ante tus ojos, a cámara lenta o a toda hostia. Yo no sé si eso será cierto o no, pero sin duda es lo que he sentido esta mañana en la consulta del doctor John".

Está claro que esto ya da para un libro pero es que además, cuando vuelve a casa, descubre sin querer que su novio, su pareja de toda la vida la está engañando con una compañera de trabajo. Está en casa sola, hecha una mierda, llorando a mares y esperando que llegue Mark para decirle de todo y más. Siento confesar que acabé soltando alguna que otra lagrimita con nuestra protagonista y deseándole lo peor al infiel.

"Me subo al sofá y con todas las emociones reprimidas del día, llorando como un bebé, canto gritando con la música a todo volumen. (...) Me siento salvaje, me imagino de noche, desnuda, corriendo con lobos, olvidando el dolor".

Pero nuestra protagonista es mejor persona que yo ya que sigue leyendo los emails de Mark y se da cuenta que su aventura es fruto de su difícil situación. Ambos viven a varias horas en coche por motivos laborales y sólo pueden verse los fines de semana, cuando él la viene a visitar a la casita que tiene en un pueblecito costero en California. Aurora se siente en parte responsable y decide no agravar la difícil situación de Mark hasta donde pueda.

 Y para completar nuestra trama, también aparece Narel, guardafauna recién llegado al pueblecito con su hija pequeña, Sam. Por ciertas circunstancias Aurora y este padre soltero se harán amigos y ambos sentirán más cosas el uno por el otro sin querer reconocerlo.

Lo cierto es que es una historia muy bonita, una historia que muestra cómo uno puede o no puede enfrentarse a momentos duros. Nosotros somos libres de decidir si vemos las cosas a través del color negro, blanco o rosa. Me ha gustado mucho leer a la protagonista, es un personaje entrañable con infinidad de virtudes. No sé si en la realidad existen mujeres así pero quiero creer que sí. Y también hombres como Narel.

"Este consumismo incluso ha llegado a romper nuestras relaciones. Cuando llevamos más de tres años con la misma persona, nos aburre y nos hace pensar que quizá no estamos enamorados. Ya no es algo nuevo y buscamos emociones fuera de la pareja. Cuando en realidad sí que estás enamorado y lo único que te pasa es que esta sociedad te ha enseñado que lo nuevo es bueno y lo viejo no vale".

Otra cosa que es de alabar es que la autora, al igual que lo hizo en su anterior libro El día que sueñes con flores salvajes, aborda un tema polémico de corte ecologista para intentar que a la vez que hace disfrutar al lector también le conciencie sobre ciertos temas. En este caso se trató de cómo tratamos los mares, cómo tratamos a los animales que mueren por cosas tan simples como una lata o unos plásticos que usamos a diario. Es posible que a algún lector pueda parecer pesados algunos diálogos pero en mi caso me ha gustado. 

He conseguido involucrarme con esta parte de la novela. Y aunque sigo creyendo que hoy en día es imposible vivir sin plástico sí que uno puede ser más generoso con la manera de tratar sus residuos y reducir la basura que generamos día a día. Es tan simple como tener menos cosas. Y esta es otra parte del tema que trata la autora, cómo nos agobia vivir en un mundo en el que quieres ese mp3 para escuchar música pero no te acuerdas dónde lo guardaste y al final después de buscarlo media hora ya se te han pasado las ganas de oír nada. Tengo que reconocer que a raíz de ello he tirado por fin muchas cosas que no necesito y que no toco hace lustros y sólo guardaba por si a caso. Y las que me quedan aún…

"Mientras le escucho, recapacito sobre mi vida. Es cierto que me paso la mitad del día recogiendo las cosas que uso. Aun viviendo sola, lo tengo todo lleno de trastos, recuerdos, regalos y ropa… Y me roban mucho tiempo".

Por eso creo que esta novela es más que la historia de Aurora y Narel y Mark. Tiene más cosas que te la hacen apreciar. Probablemente hay cosas que no gustarán a todos, pero yo sólo sé que me la fui a comprar y convencí a mi madre que también se la leyera, lo hizo esa misma semana y le encantó igual o más que a mí. A ver si convenzo a alguien más. Por si acaso mi reseña no os ha convencido aquí dejo el BookTrailer de esta novela:




Esta novela esta incluída en el Reto de Febrero El mes del amor. Enlace


Por Nitha